El director ejecutivo de la compañía ha defendido su estrategia en EEUU, en medio de las preguntas de los inversores, sobre si estaba actuando como un “spoiler” en la industria de bebidas gaseosas por mantener los precios bajos.

Muhtar Kent, director ejecutivo de Coca-Cola
, ha respondido a las preguntas de los inversores sobre por qué la mayor compañía mundial de refrescos según sus ingresos no ha subido los precios en Norteamérica como consecuencia del alza de los costes de los insumos.

"En cuanto a la estrategia del “spoiler”, no creo que cumplamos los criterios", ha dicho Kent. “Hemos señalado que no habría más aumentos en el precio y globalmente hemos demostrado durante los períodos de inflación que somos capaces de gestionar nuestro negocio gracias a nuestros múltiples canales y paquetes. Cada vez que ha habido un periodo de inflación, hemos salido de ella más fuertes” ha indicado el director ejecutivo de la empresa.

Los analistas que estuvieron en la conferencia han afirmado que el 100% de las preguntas que recibió sobre los inversores de Coca-Cola eran sobre la estrategia de precios en Estados Unidos.

Muhtar Kent ha afirmado que es probable que Coca-Cola suba los precios en una media de entre un 3% y un 4% durante el segundo semestre del año, en relación con 2010, lo que supondría un aumento anual del 2-3%. Anteriormente, la compañía había anunciado que incrementaría los precios entre un 1% y un 2%.

“Estamos vendiendo momentos de placer en un momento delicado” ha declarado Kent, explicando que si bien los consumidores de EE.UU. siguen siendo frágiles, está agradecido de no estar vendiendo inmuebles ni neveras.

Al igual que muchas empresas de bienes de consumo, Coca-Cola ha estado ofreciendo sus productos en paquetes más pequeños como una forma de ajustar los precios. Su rival PepsiCo, que también vende comida y aperitivos, ha dicho que se enfrenta a los costes de la inflación, entre un 8% y un 9,5% este año, pero que no iba a pasar todo esto a los consumidores, según la información del Financial Times.

Coca-Cola cede un 1,40% hasta los 67,84 dólares.