La Comisión Nacional del Mercado de Valores española mejorará el nivel de transparencia sobre las retribuciones a consejeros de empresas y sobre la política retributiva de las sociedades emisoras con el objetivo de evitar incentivos a corto plazo que vayan en contra de los intereses de los accionistas.