Citigroup anunció el jueves que buscará obtener la autorización de los accionistas para incrementar el número de acciones en circulación y realizar una división inversa de acciones.  La medida es parte del plan del banco para intercambiar acciones comunes por valores preferentes.  El mes pasado, Citigroup informó que ofrecerá convertir hasta 27.500 millones de dólares en acciones preferentes que no están en manos del Gobierno federal a acciones comunes. El Gobierno estadounidense igualará hasta 25.000 millones de dólares de las conversiones como parte de los esfuerzos para mantener a flote a la entidad financiera.