El lanzamiento de un nuevo producto previsto para el lunes le dará pie a Cisco Systems para iniciar una nueva era en la industria de la tecnología: las grandes empresas que en su momento valoraban la cooperación rentable ahora invaden sus terrenos mutuamente. Cisco planea anunciar que comenzará a fabricar sus propios servidores, las poderosas máquinas que son la columna vertebral de los centros informáticos de las empresas en todo el planeta. Su servidor "cuchilla", que diseñó y desarrolló durante dos años bajo el más estricto sigilo, la pone en competencia directa con su socio de larga data Hewlett-Packard.