El Grupo Chrysler, que a mediados de año paso bajo control de la firma de inversiones Cerberus, prevé perder este año 1.600 millones de dólares, una cantidad ligeramente superior a la del 2006, informaron hoy medios locales. El rotativo "The Detroit News" señaló que el consejero delegado del grupo, Robert Nardelli, reveló la cifra de las pérdidas durante una reunión que celebró con diseñadores e ingenieros del fabricante celebrada el miércoles. Según Nardelli, los ingresos del grupo -formado por las marcas Chrysler, Dodge y Jeep- este año serán inferiores a los 63.000 millones de dólares, mientras que los gastos superarán los 64.000 millones. El año pasado, Chrysler perdió 1.500 millones de dólares, lo que provocó la decisión de la empresa germana Daimler de desprenderse del fabricante estadounidense.