China ha señalado que incrementará el requisito de reservas para bancos por cuarta vez este año para frenar la liquidez y mantener un nivel de crecimiento crediticio razonable. El Banco Popular de China exigirá a la mayoría de los bancos comerciales que mantengan un 16,5% de sus depósitos en el banco central a partir del 20 de mayo, frente al 16% actual. La última subida entró en vigor el 25 de abril. El banco central ha estado empleando el requisito de reservas como una manera de absorber liquidez del sistema bancario, teniendo en cuenta que China continúa registrando enormes superávit comerciales, lo que supone una fuente de esa liquidez. El banco central aumentó el año pasado el requisito de reservas en diez ocasiones y los tipos de interés en seis.