La compañía de telefonía móvil China Mobile, la mayor del mundo por número de abonados, invertirá 31.000 millones de yuanes (3.339 millones de euros, 4.541 millones de dólares) hasta el 2011 para desplegar su red de tercera generación (3G) en la ciudad oriental de Shanghai. La operadora cuenta con una de las tres licencias de 3G que concedió el Gobierno chino el pasado 31 de diciembre y desarrollará la tecnología TD-SCDMA, el estándar propio del gigante asiático, informó hoy el diario oficial "Shanghai Daily". Las pruebas del servicio de 3G de China Mobile comenzaron en abril del 2008 y cuenta con 600.000 usuarios en toda China. Las otras dos licencias fueron concedidas a China Telecom, que operará con la tecnología estadounidense CDMA2000, y a China Unicom, socia en el país asiático de la española Telefónica, que lo hará con el estándar europeo WCDMA.