China Eastern, la tercera línea aérea del país asiático, confirmó su plan de fusión con Shanghai Airlines, tras meses de rumores sobre esa posible alianza, con la que ambas intentarán superar sus dificultades económicas. Las dos aerolíneas estatales de Shanghai suspendieron ayer su cotización en las bolsas de esa ciudad y de Hong Kong, y ahora "han comenzado oficialmente sus procesos de reestructuración" para la fusión, confirmó el portavoz de China Eastern, Liu Jiangbo, citado por la agencia oficial Xinhua, que no dio más detalles. "China Eastern Airlines y su matriz se están preparando para una importante fusión que puede reducir la proporción de los activos financiados con deuda de la compañía", señaló China Eastern en un comunicado remitido a la Bolsa de Shanghai.