El presidente chino, Hu Jintao, afirmó este lunes en un encuentro con su homólogo estadounidense, Barack Obama, que China seguirá "de forma firme" su propio camino en lo referente a cualquier movimiento de política monetaria que pudiera modificar el valor de su moneda, el yuan.  A pesar de que desde Estados Unidos se pide con insistencia a China que revalúe el yuan, Hu afirmó que su país basará cualquier modificación del valor de su moneda en sus propias necesidades económicas y sociales e hizo hincapié en que un yuan más fuerte no sería la panacea para los problemas que afectan a la economía estadounidense.