China acaba de anunciar que permitirá a sus empresas realizar inversiones en el extranjero utilizando su moneda, el renminbi, lo que supone un nuevo paso hacia la globalización de la divisa china.  
El "People's Bank of China" (PBOC), como se conoce a su banco central, ha comunicado en una nota publicada en su página web, que los bancos y empresas chinos podrán a partir de ahora, usar el yuan en cualquier parte del mundo para crear negocios así como formar parte de fusiones y adquisiciones.

Además, los bancos domésticos de China podrán ofrecer préstamos y financiación para esos negocios e inversiones en el extranjero, y por otra parte, los beneficios resultantes de estas operaciones podrán ser enviados a China también en yuanes.

El ámbito de aplicación de este programa, descrito como piloto, será limitado pero se llevará a cabo de una manera muy activa para fomentar el uso de la moneda china más allá de sus fronteras. Para Dariusz Kowalczyk, estratega de Crédit Agricole "es un gran paso para la internacionalización del renminbi. Es importante porque fomentará el uso del renminbi fuera de China".