La minera chilena que cotiza sus acciones en Londres Antofagasta  informó el viernes en un comunicado de prensa que su filial Aguas de Antofagasta, completó la adquisición de la planta de desalinización ubicada en la ciudad de Antofagasta, Chile, de su actual dueño, Desalant, por un precio de 52,5 millones de dólares.

Como se informó con anterioridad, la planta desalinizadora, cuyo único cliente es ADASA, le otorga parte del agua para sus actividades de distribución.

La planta será administrada bajo los términos de la concesión a 30 años para distribuir agua en la región chilena de Antofagasta que fue adquirida por ADASA en 2003. La compleción de la adquisición consolida la posición de ADASA en el sector de la distribución de agua en la región.