Chery, uno de los principales fabricantes de automóviles de China, ha recaudado cerca de 425 millones de dólares vendiendo participaciones de la empresa a varias firmas inversoras, informa hoy la prensa china. La compañía privada consiguió 2.900 millones de yuanes (298,6 millones de euros), y entre los inversores están la Corporación de Gestión de Activos Huarong, la Compañía de Fondos de Inversión Industrial Bohai y la inversora CDH Investments. Sin embargo, la compañía no reveló la cuantía con la que se hizo cada uno de los inversores, aunque una fuente no identificada aseguró a un diario extranjero que las participaciones vendidas pueden sumar cerca del 20 por ciento de la empresa.