El presidente de Telefónica, César Alierta ha asegurado que España no se verá contagiada por las turbulencias financieras desatados de los problemas hipotecarios en Estados unidos. Alierta hace referencia a la calidad del sistema financiero española y advierte de que, en caso de verse afectado por una crisis, tendría poco impacto. En una reunión con corresponsales españoles celebrada ayer Alierta confirmó las buenas previsiones de la operadora para los próximos meses así como negó que Telefóncia se vaya a ver afectada por las dificultades financieras.