Cepsa, la segunda petrolera española, ha logrado un beneficio neto en el primer trimestre del año de 207 millones de euros, un 12 por ciento mrenos que de enero a marzo de 2006. Este retroceso se explica por la depreciación del dólar frente al euro, la caída del margen en la generación de electricidad por los menores precios en el mercado mayorista eléctrico y por la mayor fiscalidad sobre los rendimientos de la actividad de exploración y producción.
El resultado bruto de explotación o EBITDA (antes de impuestos, amortizaciones y gastos financieros) cayó el 27 por ciento, hasta los 335 millones de euros, mientras que el resultado operativo fue de 315 millones, un 13 por ciento menos que entre enero y marzo del año pasado.