La cementera mexicana Cemex inició conversaciones con bancos para renegociar unos 14,500 millones de dólares en deuda y que postergó la emisión de un bono por 500 millones de dólares. La noticia ha hecho desplomarse un 7% el valor de sus acciones en bolsa. El  tercer mayor fabricante de cemento del mundo señaló la semana pasado que su actividad está siendo afectada por la crisis económica global. Cemex  no logró fijar el precio de una emisión de bonos que buscaba colocar en los mercados internacionales. Las acciones de la cementera caían un 5.58 por ciento, a 6.26 pesos, en la bolsa local. Sus papeles en Nueva York bajaban un 6.94 por ciento, moderando su retroceso después de haberse precipitado un 7.18 por ciento. Asimismo, la compañía -con sede en la industrial ciudad norteña de Monterrey- dijo que seguirá analizando otras estrategias, incluida la venta de activos, para reducir su deuda que sumó casi 19,000 millones de dólares al cierre del año pasado.