Cementos Molins repartirá un dividendo a cuenta del ejercicio 2009 de 11 céntimos brutos por acción el 10 de diciembre, según acordó hoy el consejo de administración de la compañía. El pago se realizará en Banco Sabadell y el Santander de Barcelona, así como en el domicilio social de la empresa. Cementos Molins obtuvo un beneficio neto de 50,9 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone una reducción del 42,5% respecto al mismo periodo de 2008, debido a la crisis de la construcción.