La Comisión Europea anunció hoy que Microsoft va a cumplir la parte de la decisión comunitaria de 2004 que se refería a los sistemas operativos para servidores de trabajo en grupo, incluyendo la difusión de información a los fabricantes de programas. En la decisión de marzo de 2004, la CE impuso a Microsoft una multa de 497,2 millones de euros por abuso de su posición dominante y le exigió que divulgara información técnica para que los demás creadores de programas pudieran crear productos compatibles con Windows. La sanción fue refrendada el pasado 17 de septiembre por el Tribunal de Primera Instancia de la UE, y hoy la CE anunció que Microsoft "ha acordado finalmente tres cambios sustanciales" para cumplir con la decisión, indicó un comunicado.