La aerolínea Cathay Pacific informó hoy de unas pérdidas en 2008 de 1.100 millones de dólares (cerca de 868 millones de euros), dato que supone su primer año negativo en una década, y que la compañía atribuye al alto precio del combustible. Las pérdidas, que contrastan con los 906 millones de dólares de beneficios (714 millones de euros) del año pasado, se debieron, según la compañía, a la subida del precio del combustible y a los malos resultados del negocio del transporte de mercancías. "Tras haber realizado un doloroso ajuste a la subida del precio del combustible, la industria de la aviación ahora se tiene que adaptar a la grave recesión económica", indicó, a través de un comunicado, el presidente de Cathay, Christopher Pratt, quien también advirtió de que 2009 no se presenta mucho más prometedor.