La Generalitat de Catalunya está estudiando recurrir el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) al estimar que uno de sus supuestos podría significar una invasión de sus competencias en lo relativo a eventuales fusiones de cajas, dijo el viernes un portavoz de Economía del Gobierno catalán. "El FROB nos parece un herramienta útil y necesaria para reestructurar el sistema financiero, pero es cierto que uno de los escenarios en el que se contempla una fusión de cajas tras la intervención por parte del Banco de España nos plantea dudas en materia de competencia", dijo el viernes un portavoz de Economía de la Generalitat de Catalunya.