El grupo francés de distribución Carrefour obtuvo en el ejercicio 2008 un beneficio neto de 1.256 millones de euros, lo que supone un 32,8% menos que un año antes, y aumentó un 5,9% su cifra de negocios, hasta los 87.000 millones.  Estos resultados reflejan un contexto "marcado por una inflación alimentaria y una clara ralentización en el segundo semestre", así como "un fuerte deterioro de las compras discrecionales en el cuarto trimestre de 2008", según informó la compañía en un comunicado.
Carreforu destaca una "buena resistencia" de las ventas del grupo, que aumentaron un 6,4% gracias a un constante esfuerzo de promoción; un ligero crecimiento del resultado operativo debido a la buena gestión de los costes de mantenimiento que han permitido ahorrar 150 millones y el refuerzo de la estructura financiera con la generación de un 'cash flow' de 1.900 millones de euros.

El consejo de administración propondrá a la asamblea general de accionistas un dividendo de 1,08 euros por acción, el mismo nivel que en 2007. AHORRO DE COSTES DE 500 MILLONES

De cara a 2009, se dará la prioridad a la dinámica comercial y a la generación de 'cash flow' a través de una inversión de 600 millones de euros y un ahorro de costes de funcionamiento por valor de 500 millones que servirán para apoyar las ventas. El grupo pretende aplicar cierta disciplina y una mayor selección a las inversiones, que se limitarán a 2.500 millones de euros.

El director general de Carrefour, Lars Olofsson, cree que la "buena resistencia" de Carrefour en 2008 demuestra la "solidez" de sus fundamentos. "En un contexto que continúa siendo difícil, damos prioridad al relanzamiento de la dinámica comercial mejorando nuestro funcionamiento y reduciendo nuestros costes", indicó.

Oloffson centra igualmente el crecimiento del grupo por el refuerzo de sus posiciones en Francia y en Europa y por una concentración de los esfuerzos de desarrollo en los mercados con mayor potencial. "Conocer mejor a nuestros clientes para ofrecerles un mejor servicio, transformarnos para ganar en agilidad y calidad de ejecución y recuperar el liderazgo por la innovación sean nuestros ejes estratégicos", dijo.

Mientras, preguntado en rueda de prensa si habrá en 2009 supresión de puestos en Carrefour, Olofsson, respondió que hay un proceso de transformación para "identificar" qué tipo de funcionamiento conviene adoptar para ser "más ligero, más ágil, competitivo y reactivo".

"Ya veremos cuáles son las consecuencias sobre el funcionamiento, pero en el momento actual estamos más bien en la identificación del mejor funcionamiento posible que en otras cosas", añadió sin dar más detalles. EUROPA, EN DESACELERACION

Por zonas, las ventas en Europa han aumentado un 5,4%, con un crecimiento sostenido en España del 5,7%, en Rumanía y en Portugal, si bien el conjunto de la zona registra una desaceleración en el último trimestre de 2008.

El margen de actividad corriente se mantuvo globalmente estable y el descenso en España se compensó con la subida en el conjunto del resto de países. En total, el resultado operativo antes de elementos no recurrentes bajó un 5,1%, hasta los 1.153 millones.

En América Latina las ventas registraron una excelente progresión con un 31%, especialmente en el mercado brasileño y el resultado operativo creció un 31,1%, hasta los 395 millones. Mientras, con un aumento de ventas del 10,9%, el año en Asia se considera "satisfactorio" a pesar de la fuerte ralentización de la mayoría de los países de la zona a finales de año. En su conjunto, el resultado operativo aumentó un 10,9%, hasta los 242 millones.