Las acciones del gigante francés de los supermercados, Carrefour han comenzado la sesión con un descenso del 5,4% después de rebajar el jueves sus proyecciones de beneficio operativo para 2008. El segundo mayor minorista del mundo, detrás de Wal-Mart Stores, afirmó que espera que su beneficio operativo crezca "en torno al mismo ritmo que sus ventas", cuando hasta mayo indicaba que superaría el ritmo de crecimiento de las ventas. Esta nueva predicción se basa en la premisa de que "no (haya) más deterioro del gasto de los consumidores", dijo Carrefour. La advertencia sobre resultados "no sorprende teniendo en cuenta que la demanda de los consumidores fue muy pobre en Europa Occidental". Europa Occidental es la región donde Carrefour siente la mayor presión; en los hipermercados, la demanda se está alejando hacia productos no alimenticios, señalan los analistas.