La compañía británica ha aumentado un 76% su beneficio anual, hasta los 117,6 millones de libras (12,4 peniques por acción). En el mismo periodo del año anterior, las ganancias Carphone Warehouse se situaron en los 67 millones (7,1 peniques por título). La compañía explicó este repunte, gracias al crecimiento de sus contratos de conexiones inalámbricas. Sin embargo, prevé que este año el crecimiento de sus ingresos de banda ancha pueden ser inferiores. El mes pasado Carphone Warehouse y la estadounidense Best Buy alcanzaron un acuerdo para crear una empresa conjunta dedicada la venta minorista de electrónica de consumo en Europa y Estados Unidos.