El consejero delegado del BBVA, Ángel Cano, destacó hoy el buen estado de salud del presidente de la entidad, Francisco González, y afirmó que la sede del banco se mantendrá en Bilbao tras la marcha de su predecesor en el cargo, José Ignacio Goirigolzarri. El directivo de la entidad eligió el País Vasco como destino de su primera visita a una dirección territorial de BBVA, y aseveró que el banco mantendrá su sede en la capital vizcaína tras la marcha de su predecesor en el cargo, José Ignacio Goirigolzarri. Sobre si la sede cambiará de ubicación respondió de forma rotunda que no. "Eso no es ni dudoso ni nada parecido. Es no", indicó.