El Gobierno canadiense se está preparando para la posibilidad de que General Motors y Chrysler declaren la suspensión de pagos, dijo hoy el ministro de Industria de Canadá, Tony Clement. Durante una entrevista concedida a la cadena de televisión CTV, Clement afirmó que "en el peor caso es una suspensión de pagos no planeada o accidental donde, de repente, las cosas se paralizan y no estamos preparados". El ministro afirmó que los preparativos del Gobierno en caso de suspensión de pagos incluyen proteger los préstamos públicos dados a los dos fabricantes.