Nos encontramos ante una situación en los mercados, en la que las dudas y la incertidumbre han quedado aparcadas, en un segundo plano, temporalmente, dando pie a momentos de confianza de Corto Plazo y a inyección importante de dinero en los mercados de renta variable.

Hace apenas una semana comentábamos la incertidumbre que se reflejaba sobre los mercados por las indecisiones y las dudas por parte de los líderes económicos mundiales. Trichet y Bernanke apenas decían nada en sus respectivas ruedas de prensa y, en las reuniones establecidas, no tomaban ninguna decisión relevante que diese lugar a medidas contundentes en los mercados y, posteriormente, inyectase esa confianza que se necesitaba en las bolsas.

Los mercados necesitaban, como el agua, un mazazo encima de la mesa en forma de medida o una referencia macro especialmente positiva. En la jornada de antes de ayer, conocíamos el dato de Producción Industrial de la Eurozona, referencia que salió en +1,2% frente al -0,8% que se esperaba por el consenso de analistas. La tasa interanual se sitúa en +5,3% (vs +2,1% establecido y +4,2% anterior). La producción industrial ha aumentado en Francia, Italia y España, compensando el descenso del -1% en Alemania. Los mayores aumentos se registran en bienes intermedios (+1,7% en relación a julio) y bienes de capital (+2,1%).

Este dato ha impulsado los mercados de renta variable, así como al euro, haciendo que los principales índices del viejo continente superasen con fuerza y facilidad las principales resistencias de Corto Plazo, como en el caso del selectivo español, Ibex 35, los 8.800 puntos; o el Eurostoxx 50, los 2.300 puntos. Por otro lado, veíamos la paridad EUR-USD por encima de 1,3700 en la jornada de ayer, por lo que parece que recupera parte del terreno perdido y continúa escalando precios.

En estos momentos, la renta variable se encuentra en terreno indeciso, acaban de ser superadas resistencias importantes en el Corto Plazo, pero no se acercan a las de Medio Plazo y, con gran sobrecompra acumulada debido a las últimas sesiones de gran amplitud alcista.

Existen dos posibilidades:
- Consolidar precios, realizando un movimiento conocido en el chartismo como Throw Back (superar resistencia y apoyarse en ella, que ahora es soporte), para atacar de nuevo el nivel de 9.000 puntos, una vez descargada la sobrecompra acumulada en las últimas sesiones (visto en indicador Estocástico).
- Perder de nuevo esa referencia técnica (en el Ibex los mencionados 8.800) y acudir a buscar apoyo en sus próximos soportes (en Ibex 8.500).

Recomendación:
- Desde EJD Valores apostamos por deshacer posiciones largas parcialmente (entre un 40% y un 60%) y esperar a ver movimientos significativos que nos den nuevas pistas. Siempre podemos volver a entrar y, de esta forma, aseguramos parte de las ganancias que hemos conseguido hasta el momento.