El presidente de Cajasol, Antonio Pulido, aseguró hoy que el impacto laboral tras la fusión por absorción con Caja Guadalajara, la primera integración a nivel interterritorial, será "mínimo" y se materializará a través de prejubilaciones. En declaraciones a los periodistas tras el consejo de administración de la entidad que preside, Pulido aseguró que "los sindicatos han entendido perfectamente esta situación y han votado favorablemente a la operación tanto aquí, en Sevilla, como en Caja Guadalajara". Además, apuntó que una de las tareas del comité de integración es determinar esta variable, de ahí que no pudiera facilitar cifras del impacto laboral que supondrá la integración por absorción.