Los consejos rectores de Cajamar, Caja Campo, Caixa Rural Albalat dels Sorells y Caja Rural de Casinos propondrán la unión de las cuatro entidades a sus respectivas Asambleas para formar un grupo financiero que se llamará Grupo Cooperativo Cajamar. Según un comunicado remitido hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, esta unión contribuirá a que estas cuatro cajas rurales se refuercen entre ellas, consoliden sus balances y pongan en común su estrategia de negocio y sus políticas de gestión control de riesgos, solvencia y liquidez. Cada una de las cajas que integrarán el grupo "y las que puedan sumarse en el futuro", dice el comunicado, mantendrán su soberanía e independencia, así como su plena personalidad jurídica, sus órganos de Gobierno y dirección, sus respectivas plantillas de empleados, oficinas y sedes sociales.