CajaGranada mantiene su proyecto como entidad financiera autónoma que opera en solitario, algo "avalado tanto por el respaldo social que la caja tiene en la provincia de Granada como por la solvencia de la entidad", tras conocer los contactos emprendidos entre Unicaja y CajaGranada para culminar en fusión, en un proceso en el que ya se encontraba Caja de Jaén. Fuentes del consejo de la caja granadina recordaron a Europa Press que dicho respaldo y situación financiera de la entidad "ha marcado las directrices" apuntadas, de forma que, según reiteraron en ocasiones anteriores, sólo acudirán a un proceso de fusión "si CajaGranada lidera ese proyecto y la sede social se mantiene en Granada".