Caja Madrid podría ser la primera entidad española que deje de abonar los intereses de sus bonos hipotecarios como consecuencial del incremento de la morosidad, según la agencia de calificación Standard & Poor´s. En febrero, el presidente de la caja madrileña, Miguel Blesa, indicó que la tasa de morosidad de Caja Madrid podría alcanzar el 7,3% este año, frente al 4,87% registrado en 2008.