Caja Navarra  lanza un nuevo fondo de inversión de renta variable que garantiza el 100% de la inversión y tiene además una rentabilidad variable ligada a la evolución de una cesta de valores, concretamente acciones de gran capitalización como son Telefónica, Santander y Repsol, que puede llegar hasta un 21% a los tres años de vencimiento, lo que triplica los tipos de interés vigente.