CaixaBank ha aprobado en un consejo de administración extraordinario el acuerdo de fusión con Banca Cívica, una operación que convertirá al banco del grupo La Caixa en la primera entidad financiera de España por volumen de activos, hasta 340.000 millones de euros. 

CaixaBank da así luz verde a la fusión por absorción de la entidad integrada por Caja Navarra, Cajasol, Caja Canarias y Caja Burgos, por la que ofrecerá un canje de cinco acciones propias por ocho de Banca Cívica, lo que supone valorar cada título de la entidad adquirida en aproximadamente 1,97 euros, un 11% menos que en su última cotización.

De este modo, La Caixa valora Banca Cívica en alrededor de 1.000 millones de euros, según confirma EFE citando fuentes financieras. Este precio supone un descuento del 11% sobre los 2,22 euros por título a los que cerró la entidad el viernes. Caixabank y Banca Cívica permanecen suspendidas desde antes de la apertura del mercado.

El pasado viernes, Banca Cívica se dejó más de un 6% después de extenderse rumores de que la oferta de Caixabank sería muy ajustada. La entidad salió a bolsa el pasado verano a un precio de 2,7 euros (la oferta de hoy está un 27% por debajo de ese precio) y nunca ha cotizado por debajo de 2 euros.

Banca Cívica cuenta con un total de 500 millones de acciones en circulación, lo que obligará a Caixabank a desembolsar títulos por importe de 976 millones de euros.

La compra de Banca Cívica convierte a CaixaBank en la entidad más grande en el mercado español por volumen de activos con alrededor de 340.000 millones, y llega después de una jornada en la que han tenido que aprobar el proyecto tanto los consejos de las respectivas cajas que forman Banca Cívica como el consejo de la propia Banca Cívica y el de Caixabank. Asimismo, la fusión generará unos ahorros de unos 540 millones de euros en 2014.