Caixa Penedès informó hoy de que el viernes 26 de junio cerró una nueva emisión de obligaciones subordinadas por 260 millones de euros entre sus clientes, diez millones más de lo previsto. Las obligaciones fueron distribuidas a través de las más de 600 oficinas con que cuenta la entidad. La emisión ofrece una rentabilidad mínima del 5% durante un plazo máximo de diez años, y coincidió en fecha con la confirmación por parte de la agencia de calificación Fitch del rating a largo plazo de Caixa Penedès en 'A-'.