Caixa Catalunya ha revisado a la baja el crecimiento del PIB español hasta el 1,5% en 2008 y el 0,3% en 2009, después de que el cambio en la coyuntura económica se haya acentuado en el primer semestre del año, según la revisión del Informe sobre la Coyuntura Económica de esta entidad de ahorro. Estos datos, a los que ha tenido acceso Efe y que se incluirán dentro del informe que la Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas) hará público esta semana, concluyen que la economía española no entraría en recesión en este período, pese a que el descenso acentuado del crecimiento situaría a sólo tres décimas un crecimiento cero en 2009. La última previsión del Gobierno para el crecimiento del PIB español es del 1,6% para el 2008 -ligeramente por encima de la que da Caixa Catalunya- y del 1% para el 2009 -siete décimas por encima de lo que opina el servicio de estudios de la entidad de ahorro.
La revisión de los datos previstos en el Informe de la segunda caja catalana influyen en las cifras aportadas, pero las componentes que incidirán en este descenso de la previsión de crecimiento del PIB español serán las mismas. Según reflejaba antes de la revisión el Informe sobre la coyuntura económica que Caixa Catalunya hizo público en julio, las componentes de Formación Bruta de Capital Fija en la construcción retrocederán un 2,1% en 2008 y un 4,3% en 2009, cuando en 2007 creció un 4%. A esto se le añadirá el consumo privado, que desacelerará su crecimiento, que en 2007 creció un 3,1% y en dos años siguiente lo hará sólo a un ritmo del 1,4% y el 1%, respectivamente. Causas del deterioro Según el estudio de julio de Caixa Catalunya, las causas de este descenso tan acusado son la gran caída del sector de la construcción y el retroceso de la industria, además del acusado frenazo del consumo, aunque este último se mantiene como sustento de la economía española, mientras que las exportaciones están repuntando en los últimos meses. En el caso de la construcción, el número de viviendas iniciadas el primer trimestre de 2008 fue de 108.275 unidades, un 36,1% menos que en el mismo período del año anterior, la cifra más baja desde el tercer trimestre de 1998. Esta desaceleración de las viviendas residenciales se está trasladando progresivamente a los precios, que en el segundo trimestre de 2008 han registrado, por primera vez en la última década, un descenso del 0,3% respecto a los tres primeros meses del año, según el servicio de estudios de la segunda caja catalana. El valor de la licitación oficial se incrementó un 35,9% interanual durante los primeros cuatro meses de 2008, lo que ha permitido que la obra civil creciera hasta un 42,9% en este período. Pese a estas actuaciones de la administración, el impulso de la inversión pública puede contener el ajuste "pero en ningún caso sustituirlo", ante la grave desaceleración que está sufriendo el sector inmobiliario en la coyuntura económica actual. Otro de los factores del descenso de la previsión de crecimiento de la economía española para 2008 y 2009 se encuentra en la debilidad de la producción industrial, que en los cinco primeros meses del año acumula un retroceso del 1,4% respecto al mismo período del año anterior. Sólo en mayo de 2008, la caída de la producción, en cifras del Indice de Producción Industrial (IPI), fue de un 5,5% respecto el mismo mes de 2007. En estos primeros cinco meses del año, la producción de energía se ha incrementado un 4%, mientras que el resto de las actividades han sufrido un descenso acumulado significativo, entre los que destacan el sector de máquinas de oficina y equipos informáticos (25,1%) y la industria de la madera y el corcho, (14,7%). El sector servicios también refleja cómo el freno de las ventas se acentúa mes a mes y si durante los cinco primeros meses del año ha acumulado una caída del 3,9% respecto el año anterior, sólo en mayo descendió un 5,3% respecto al mismo mes de 2007. Y, contrariamente al resto de sectores, las exportaciones han mostrado en los cuatro primeros meses del año una recuperación, tras aumentar un 7,4% respecto el mismo período del mes anterior, lo que representa cinco puntos más que el primer trimestre del año.