Caixa Catalunya redujo un 18% los gastos generales en el primer semestre del año, gracias al plan sistemático diseñado por la entidad para este fin, y anunció que continuará con esta política hasta finales de año, con medidas como la concentración de departamentos y filiales y la reducción a una de las agencias de calificación crediticia. El plan diseñado supone la realización de presupuestos base cero y la revisión de cada uno de los gastos asumidos, independientemente de su importe y tipología.
Asimismo, rescindirá el contrato que mantenía con Ficth y sólo mantendrá a Moody's como agencia de ratings de referencia internacional en el ámbito financiero, renegociará los contratos de alquiler de las oficinas de Caixa Catalunya que están bajo este régimen y eliminará gastos de desplazamientos, con la implantación del servicio de Webmeeting, que permite realizar reuniones virtuales.