Bwin solicitó hoy que las condiciones que pretendan imponer los estados miembro de la Unión Europea para la obtención de licencias de juego en Red deberían de ser las mismas para los operadores públicos o privados y nacionales o extranjeros. La compañía, que participó en un congreso sobre juego en Red y actualidad regulatoria en España, expuso que cada Estado miembro debería de tener en cuenta el derecho comunitario para el desarrollo de una regulación, que debería de tener en cuenta un "sistema de licencias y tributación, la transparencia de los operadores, la seguridad de la plataforma, las políticas sobre juego responsable y la creación de un órgano supervisor independiente". El asesor legal de Bwin, Thomas Talos, durante su ponencia en el congreso, indicó que la prohibición o el monopolio no es "la decisión correcta", puesto que sólo fomentan el mercado negro, como sucede en Alemania y Estados Unidos.