La Comisión Europea pidió hoy a los Estados miembros, a través de una recomendación sin carácter legislativo, que permitan a los inversores extranjeros beneficiarse más fácilmente de cualquier reducción en las retenciones aplicadas en origen a dividendos o intereses. "Si realmente queremos impulsar las inversiones transfronterizas en valores mobiliarios en el mercado interior, es necesario que los Estados miembros simplifiquen los procedimientos aplicables en materia de reducción de la retención en origen", dijo el comisario de Mercado Interior, Charlie McCreevy, en un comunicado.