La Unión Europea debe ofrecer "mejores incentivos" a las empresas que contratan y a las personas que trabajan para permitir una mejor formación y capacitación de la población activa, según un informe de la Comisión Europea publicado hoy. El estudio alerta del "déficit" en las cualificaciones de los europeos y del riesgo de que esto dificulte su permanencia en el mercado laboral de la UE, mientras que aboga por una formación que atienda las necesidades "cambiantes" del mercado futuro.