La Comisión Europea negó hoy a la aerolínea Ryanair su autorización para adquirir Aer Lingus, por el perjuicio que ocasionaría a los consumidores la aparición de un monopolio en numerosas rutas con origen y destino en Irlanda. El Ejecutivo comunitario explicó que la fusión de las dos aerolíneas líderes del mercado irlandés, que actualmente compiten entre sí, reduciría las opciones y, probablemente, elevaría los precios para más de 14 millones de pasajeros que viajan anualmente a y desde Irlanda.