La Comisión Europea (CE)ha pedido a los países de la UE que interconecten sus bases de datos sobre las compañías que cotizan en los mercados bursátiles europeos con el fin de facilitar el acceso de los inversores a la información. Bruselas quiere que todos los Estados miembros conecten a escala comunitaria las bases de datos informatizadas que ya tienen en cumplimiento de la normativa europea, con el fin de crear una gran red de información de fácil acceso.
El comisario europeo para el Mercado Interior, Charlie McCreevy, considera que "los inversores necesitan un acceso electrónico fácil, a través de una única fuente, a la información financiera de las empresas que cotizan en las bolsas europeas". Actualmente, la directiva europea aprobada en 2004 obliga a todos los países de la UE a recopilar la información financiera de las compañías cotizadas para que puedan acceder a ella los participantes en el mercado. La CE pretende crear un único punto de información para los inversores, con unos requisitos mínimos de seguridad y fiabilidad. El Ejecutivo comunitario espera que la comisión europea de reguladores bursátiles (CESR, en sus siglas en inglés) tenga un rol importante en esta red europea.