La Comisión Europea cree que las turbulencias vividas en los mercados internacionales los últimos meses han puesto de manifiesto "algunos problemas" de funcionamiento en el sector financiero de la UE, pero descartó la existencia generalizada de comportamientos anticompetitivos. En una comparecencia en el Parlamento Europeo, la comisaria de Competencia, Neelie Kroes, indicó que no se han detectado, a raíz de la crisis, prácticas que hagan necesaria una investigación global sobre la competencia en el sector financiero. Kroes dejó claro, no obstante, que Bruselas sigue con atención la evolución de los mercados financieros y la actuación de las entidades europeas y recalcó que no dudará en abrir procedimientos de infracción individuales si concluye que se ha producido algún abuso Admitió que hay "algunas cuestiones" que hay que vigilar especialmente y aludió, en concreto, a las agencias de calificación de riesgos, cuyo papel en la crisis hipotecaria estadounidense ya está investigando el comisario de Mercado Interior, Charlie McCreevy, en estrecha colaboración con los servicios de Competencia, precisó Kroes.