La Comisión Europea examinará "con sumo cuidado" todas las ayudas públicas otorgadas a Opel Europa por Alemania o cualquiera de los gobiernos europeos implicados, entre ellos España, para asegurarse de que estos subsidios respetan "escrupulosamente" las normas comunitarias y no están ligados al mantenimiento de las plantas o de puestos de empleo en los territorios nacionales, insistió hoy el portavoz comunitario de Competencia, Jonathan Todd.