La Comisión Europea ha eludido comentar nada sobre la posibilidad de que Irlanda necesite hasta 80.000 millones de euros.
 
De momento las autoridades europeas afirman que no han recibido ninguna petición formal para soportar el peso de su deuda. El mercado cuantifica esta ayuda en unos 80.000 millones de euros