La Comisión Europea censuró hoy la mala calidad de las estadísticas presupuestarias suministradas por Grecia y avisó de que, dada la falta de fiabilidad de los datos, el déficit y la deuda griegos podrían ser incluso más elevados de lo que ha confesado el nuevo Gobierno socialista en su última revisión. Tras su llegada al poder, los socialistas revisaron el pasado octubre la previsión de déficit público para 2009 desde el 3,7% del PIB que se había estimado en primavera hasta el 12,5%. También corrigieron la cifra de déficit de 2008 aumentándola del 5% al 7,7% del PIB. La revisión llevó a las agencias de 'rating' a rebajar la calificación de la deuda griega y provocó un aumento de la especulación en los mercados financieros sobre la posible quiebra del país.