La Comisión Europea presentará el próximo miércoles su proyecto global de revisión del modelo de supervisión y regulación financiera, con el objetivo de que los líderes de los Veintisiete le den su visto bueno en la cumbre de junio, para empezar a trabajar en los textos legislativos. Bruselas se ha basado en las propuestas del grupo de expertos liderado por el ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) Jacques de Larosière, que como principal novedad planteó el establecimiento de un nuevo órgano para vigilar la estabilidad del sistema financiero comunitario, apoyado en la estructura del Banco Central Europeo (BCE). Según el planteamiento de la Comisión, el Consejo Europeo de riesgos sistémicos se dedicaría a recabar información y en caso de detectar problemas tendría que emitir alertas, aunque está por ver si éstas serán de obligado cumplimiento para las autoridades nacionales.