El grupo de coordinación del gas, que incluye a expertos de todos los países de la UE así como a representantes de la industria, los reguladores y los consumidores, se reunió hoy para examinar los posibles problemas de seguridad de suministro durante la actual ola de frío y concluyó que las reservas de gas son suficientes para hacer frente a la situación. "Teniendo en cuenta la situación excepcional en algunos países debido a las condiciones meteorológicas excepcionales, la Comisión constató que los niveles de almacenamiento en la UE están por encima de los niveles del año pasado y celebró la capacidad de la industria del gas europea de garantizar un suministro de gas continuado a todos los consumidores", dijo el Ejecutivo comunitario en un comunicado al término de la reunión.