La Comisión Europea autorizó hoy las ayudas públicas concedidas para reflotar y reestructurar el banco alemán Sachsen LB, que el pasado mes de agosto vivió graves problemas financieros como consecuencia de la crisis de las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos. Se trata en primer lugar de una facilidad de crédito por valor de 17.100 millones de euros concedida por un grupo de bancos regionales, que estuvo vigente entre el 19 de agosto de 2007 hasta el 19 de febrero de este año, y sin la cual Sachsen LB no hubiera podido continuar sus operaciones.