La Comisión Europea autorizó hoy la compra de la empresa farmacéutica estadounidense Schering-Plough por parte de su rival Merck tras constatar que la operación no tendrá un impacto negativo sobre la competencia en el mercado comunitario. En su investigación, el Ejecutivo comunitario examinó numerosos mercados farmacéuticos nacionales para salud humana en los que existen solapamientos Merck y Schering-Plough, por ejemplo en el dominio de productos contra el asma o la rinitis alérgica.