La Comisión Europea autorizó hoy la compra de la cadena alemana de electrónica de consumo Media-Saturn por parte del grupo de distribución germano Metro y la empresa de inversión Convergenta tras constatar que la operación no tendrá un impacto negativo sobre la competencia en el mercado comunitario. El expediente, que se notificó a Bruselas el pasado 4 de marzo, fue examinado por el Ejecutivo comunitario a través del procedimiento simplificado que se aplica a los casos menos problemáticos.