La comisaria de Competencia, Neelie Kroes, destacó que las dos empresas han propuesto un "conjunto de medidas correctivas que ofrecen garantías sólidas de que los usuarios de datos financieros no se verán perjudicados por esta operación de concentración de gran envergadura".La investigación preliminar realizada por el Ejecutivo comunitario puso de relieve que la fusión, tal y como había sido notificada inicialmente,
planteaba problemas de competencia en los mercados de distribución de informes de corredores de bolsa en diferido, de previsiones de resultados, de datos financieros sobre las empresas y de series cronológicas de datos económicos.La operación habría eliminado la competencia entre los dos principales proveedores de estas bases de datos, tanto a nivel mundial como a nivel del espacio económico europeo, lo que habría reducido las posibilidades de elección de las instituciones financieras y de los clientes de estos productos y habría aumentado los riesgos de un aumento de precios y de la interrupción del servicio.La fusión habría tenido además un
impacto negativo sobre los suministradores de productos vendidos a través de terminales. La empresa resultante tendría la capacidad y la tentación de excluir a estos rivales del mercado.Para resolver las preocupaciones de la Comisión, las partes se ha comprometido a ceder las bases de datos que contienen la información integrada en estos productos de información financiera, así como los activos, el personal y la clientela que permita explotarlos.El objetivo es permitir a las empresas que compren todo ello convertirse rápidamente en rivales creíbles en el mercado
que sean capaces de competir con la compañía resultante de la fusión. Así, los clientes de estos productos de información financiera podrán disponer de un número suficiente de ofertas alternativas. La investigación de la Comisión y las negociaciones sobre las medidas correctivas se han llevado a cabo paralelamente al examen del caso por parte del departamento de Justicia de Estados Unidos. Éste ha anunciado hoy que propondrá un acuerdo de conciliación que se corresponde con las medidas aceptadas por Bruselas.