La Comisión Europea autorizó hoy al fabricante estadounidense de refrescos PepsiCo a comprar dos de sus embotelladoras, Pepsi Americas, que trabaja sobre todo en EEUU y en la Europa central y oriental, y The Pepsi Bottling Group, cuya actividad se concentra en EEUU, España, México, Canadá, Rusia, Grecia y Turquía. El Ejecutivo comunitario constató que ninguna de estas operaciones tendrá un impacto negativo sobre la competencia en el mercado comunitario.